Sistema de Scapling Resorte | Método Trading España

Artículos
Artículos de Trading

Sistema de Scapling Resorte

El volumen precede al precio. El volumen es la gasolina del precio. Expresiones como estas nos han hecho entender como el volumen, esto es, el número de contratos que se han transado en un determinado momento o nivel de precios nos pueden dar una pista de lo que podría hacer probablemente el precio. Tanto es así, que usado junto con la acción del precio podría ayudarnos de una manera notable en la operativa. De hecho, si operas índices no desprecies esta herramienta que nos tenemos.

Por ejemplo, si hay una explosión de volumen presta atención porque ahí está pasando algo. Desde luego, que es muy probable que esté existiendo participación institucional y por este motivo podríamos esperar algún movimiento interesante no tardando mucho. El volumen nos ayuda a entender que algo podría pasar. Por poner un caso, si el precio ha estado cayendo en vertical y de repente, a pesar de las caídas, vemos que el volumen se multiplica como promedio el doble de lo que venía mostrando hasta ahora, estate atento, es muy probable que el papel esté cambiando de manos y se esté formando un suelo en el mercado.

Otro ejemplo claro, como ya hemos explicado otras veces, lo tenemos en la ruptura de niveles de soporte o resistencia. Cuando se da una rupturade uno de estos niveles solemos ver un incremento en el volumen, reflejando un aumento de participación y normalmente esperando una continuidad en el movimiento. ¿Qué pasa si el mercado, una vez que ha roto el nivel, se gira? Cuanto mayor sea el volumen con el que ha roto normalmente mayor será la fuerza del giro, ya que todas aquellas posiciones que se hayan comprometido tendrán que cerrarse provocando un movimiento mayor en el giro.

Llegado a este punto déjame que te presente el siguiente sistema de scalping, el sistema resorte. Para ello vamos a fijarnos en dos cosas: el indicador OBV y la misma acción del precio realizando el típico movimiento de impulso con retroceso. Lo llamo el resorte, porque igual que un resorte el OBV cuanto más baje en las circunstancias que te muestro, más debería hacer subir el precio.

Si no conoces el indicador On Balance Volume (OBV) tienes que saber que es un indicador que nos relaciona el precio con el volumen, midiendo el flujo de volumen positivo y negativo. De tal forma que, para simplificarlo, si el periodo que estamos midiendo tuvo un comportamiento alcista el OBV crecerá, de lo contrario disminuirá. La forma de interpretarlo es mediante la confirmación o divergencia del precio con el indicador OBV. Normalmente esperamos que el OBV confirme los movimientos del precio o incluso que se adelante al mismo, anticipando una ruptura del precio o giro del mismo. Esta es la forma tradicional. ¿Preparado? Pues me gustaría que la olvidaras, para el sistema que hoy te presento lo utilizaremos teniendo en cuenta el concepto de trampas, pero fijándonos en el OBV.

Una muestra para que veas de lo que te hablo. Como puedes ver en este primer gráfico, sobre el DAX en 1 minuto,el precio inicia un movimiento alcista y el OBV acompaña al mismo, pero ¿qué pasa al retroceder después? Que mientras que el precio del DAX se queda en un retroceso que no pasa del 50% el indicador OBV retrocede prácticamente hasta el mismo nivel desde donde inició la subida. ¿Qué indica esto? Pues que el volumen en el movimiento bajista ha sido fuerte, síntoma de que si el precio sube de nuevo es probable que veamos un movimiento alcista fuerte a corto plazo, entre otras cosas por el cierre de posiciones bajistas. Ese es el tipo de movimiento que queremos ver en el OBV, el precio marcar, en el caso de un movimiento alcista, mínimos más altos mientras que el OBV muestra ese tipo de divergencia negativa.Este sería el primer ingrediente.

El segundo ingrediente lo tenemos en la acción de precio en sí. Si me sigues a menudo solo decirte que es el tipo de movimiento de retroceso que sigo siempre. Un impulso seguido de una corrección, lo ideal es que no pase del 50% aunque en este caso podría retroceder hasta el 61.8%, para operar con el fibo inverso. La entrada estaría en el 50%, objetivo en 161% y el stop por debajo de 0.

Ya sabes que para poder operar este patrón necesitamos que se cumplan algunas cosas en su contexto. En este caso la clave estará en que comencemos un movimiento. En este gráfico te muestro otro ejemplo.

Como se ve después de un periodo de consolidación el precio rompe la resistencia. Intenta un primer retroceso, pero el indicador OBV todavía no ha hecho el movimiento que estamos buscando. Después de un movimiento fallido, sin que el OBV hubiera confirmado la operación, por fin retrocede hasta el nivel desde donde arrancó mientras que el precio se queda en la zona del 50% del retroceso. Esta es la configuración que buscamos. ¿Qué hacemos? Trazamos el fibo inverso, desde arriba hasta el mínimo del retroceso, con la orden en el 50% de este fibo inverso, objetivo en 161% y stop en 0. Como vemos, el precio no toca por muy poco. Te he puesto este ejemplo a propósito. ¿Qué hubieras hecho? En este caso lo más sensato es no meternos en pérdidas en una operación en la que casi se cumplió todo el recorrido. No siempre el mercado hace exactamente lo que queremos. ¿Qué te ha parecido la técnica? ¿Te ha parecido útil? ¿Crees que se puede mejorar? Me gustaría que tú mismo lo comprobaras. Te escucho.

 

Alejandro de Luis se declara a sí mismo como un entusiasta de los mercados financieros. Después de desarrollar su carrera como trader de una sociedad bursátil, Alejandro está centrado en la gestión propietaria. Actualmente es profesor del Curso de Análisis Técnico acreditado por la Universidad Rey Juan Carlos y editor de Hispatrading Magazine. También es autor de varios libros, el último es “En la ola del mercado: Licencia de navegación para traders”.